Berenjenas rebozadas sin huevo

Las berenjenas rebozadas sin huevo se tratan de un plato muy fácil de hacer, además de que es considerado como una opción perfecta para que lo sirvas como guarnición de cualquier comida. A continuación vas a poder encontrar el paso a paso detallado para su preparación. ¡A cocinar!

berenjenas rebozadas sin huevo

Por lo general, el rebozado que se utiliza en la mayoría de los platos es a base de huevo, harina y pan rallado.

Sin embargo, cada vez son más las personas que por diferentes razones, están limitadas a consumir huevo. Por esta razón, estas personas se preocupan de recurrir a recetas sustitutas y es precisamente por esta razón que te presentamos las berenjenas rebozadas sin huevo.

Ingredientes para la receta:

Berenjenas rebozadas sin huevo (4 porciones)

  • Sal
  • 2 Berenjenas
  • Aceite de oliva
  • 1 Litro de leche
  • 2 Tazas de harina de trigo

¿Cómo hacer berenjenas rebozadas sin huevo?

Para que las berenjenas rebozadas sin huevo puedan quedar totalmente crujientes sin correr el riesgo de que absorban mucho aceite, vas a utilizar leche.

En este caso, la leche cumple la función de sustituir al agua, siendo este uno de los secretos que evitarán que tus berenjenas rebozadas sin huevo queden amargas.

  • Lo primero que debes hacer es lavar muy bien tus hortalizas y luego proceder a cortarlas en rodajas con un centímetro de grosor aproximadamente.
  • Luego, debes colocar todas las rodajas en un envase y le agregarás la leche. Este envase lo deberás colocar en la nevera, aproximadamente por una hora.
  • Luego de haber transcurrido este tiempo, deberás sacarlas de la nevera y escurrirlas lo más que puedas, pero sin dejar que queden totalmente secas.
  • Cuando ya las tengas listas, colocas sal al gusto y es momento de comenzar a empanizarlas. Toma poco a poco cada rodaja de berenjena y comienza a pasarlas por la harina de trigo.
  • Toma una sartén con aceite de oliva abundante y asegúrate de que se caliente muy bien. Cuando el aceite ya esté listo, es momento de comenzar a freír tus berenjenas rebozadas sin huevo a fuego lento.
  • Mientras fríes tus berenjenas, debes voltearlas cada cierto tiempo para que queden bien uniformes, doradas y crujientes.
  • En un plato aparte, deberás colocar papel de cocina absorbente para que coloques todas tus berenjenas ahí y escurran todo el aceite sobrante. 
  • Luego de haber completado todo este procedimiento, ya podrás disfrutar de tus deliciosas berenjenas rebozadas sin huevo.

Al degustar tus berenjenas rebozadas sin huevo, te darás cuenta que no quedará en tu boca ningún sabor excesivo de aceite, todo lo contrario, podrás disfrutar de un plato donde su sabor será el protagonista.

Haber dejado las berenjenas en remojo con leche, permitirá que tus berenjenas rebozadas puedan obtener un sabor excepcional, además de que la leche cumplirá la función de evitar que tus berenjenas se saturen de aceite por su interior durante la cocción.

En esta oportunidad, hemos optado por leche completa. Sin embargo, también existe la posibilidad de que utilices otro tipo de leche, como es el caso de la leche vegetal, siendo esta una de las mejores para hacer las berenjenas rebozadas sin huevo.

Receta
recipe image
Nombre de la receta:
Berenjenas Rebozadas Sin Huevo
Autor:
Publicado en:
Tiempo de preparación:
Tiempo de cocción:
Tiempo total: